Reduciendo los costos de las telecomunicaciones con VoIP

Es una constante en el mercado de las telecomunicaciones escuchar hablar de cómo el mercado de la telefonía fija tradicional se encuentra en constante reducción debido a la irrupción hace unos años de las comunicaciones sobre IP. Sin embargo muchas empresas todavía no ven este fenómeno como una realidad propia y pareciera que es una tecnología o un beneficio exclusivo para grandes empresas o para usuarios finales. Esto se da en parte por varios motivos, de los cuales podemos destacar tal vez el más predominante que es el cruce de aguas entre el mundo IT y el mundo de la telefonía. Tradicionalmente estos siempre fueron ámbitos de acción muy independientes y hoy se ven forzados a coexistir sin tener muy bien definidas las nuevas responsabilidades. Entonces un proyecto de implementación de VoIP puede ser encarado como un proyecto tradicional de telefonía ignorando todas las consideraciones del impacto en la red, o bien podría ser encarado como un proyecto de sistemas sin tomar en consideración el mundo de la telefonía. Ambos enfoques corren el riesgo de no aprovechar correctamente todas las ventajas que implican este tipo de soluciones.

Los proveedores tradicionales de telefonía han desarrollado plataformas para satisfacer esta demanda. El principal inconveniente con estos, es que su esquema de licenciamiento es también como lo era entonces y buscan ser restrictivos con al tecnología, quitando libertad de elección en cuanto al equipamiento a utilizar, y esto representa un incremento innecesario de los costos y un costo total de utilización mayor que el necesario.

Dependiendo de los requerimientos de cada organización, el diseño de la solución puede variar ampliamente. Se deberán tomar en cuenta las consideraciones de tolerancia a fallos, caminos redundantes, cantidad de internos, de conversaciones simultáneas, oficinas físicamente separadas y otros tantos conceptos. Las centrales permiten tener reglas muy flexibles y detalladas sobre como trabajar las llamadas entrantes y salientes, pudiendo por ejemplo enviar determinados llamados por un operador y otros llamados por otra linea. Por ejemplo, se podrían tomar los llamados a teléfonos celulares y enviarlos a traves de un equipo destinado a tal fin, que utilice la red de telefonía mobil y así aprovechar los descuentos en los costos que nos evita pagar los precios de comunicación entre la red fija y la celular. También podríamos integrar un sistema de voz sobre ip (VoIP) internacional de forma que los llamados a otro pais sean encaminados por este proveedor y así reducir drásticamente los costos de los llamados internacionales. En caso de contar con una red de datos entre las oficinas (WAN), también se puede contemplar la posibilidad de encaminar las llamadas entre oficinas mediante nuestros vínculos existentes.

Todas estas posibilidades están presentes y deben ser analizadas al momento de considerar una inversión en telefonía. Los costos de esta inversión por un lado no son tan altos como pareciera, y por otro lado se ven inmediatamente los resultados en la reducción de las facturas de telefonía.

Read More